Pastelería en Palma de Mallorca


Historia

Nuestra pastelería data desde 1742, esta inició en el pequeño callejón de Capuchinas. En aquel tiempo tenias que bajar unos cuantos escalones, nuestro horno se encontraba como al fondo del local y de ahí el nombre Forn Fondo.

En 1911 adoptamos la faceta Belle Époque con una bella decoración modernista que se puede reflejar en la fachada. Siempre hemos estado en manos de la familia Llull, cuya cuarta generación Pau y su hermana Neus Llull Riera se ocupan actualmente del negocio que abrieron sus bisabuelos Jaime Llull Gelabert y Francisca Cañellas Pons.

Si nuestros pioneros pusieron las bases del negocio su hijo Pau Llull Cañellas y su esposa Bárbara Mayol ampliaron la oferta gracias a la corriente eléctrica, introducción de neveras y la elaboración de repostería que tanto nos caracteriza como local. Así fue como en plena posguerra creamos los famosos pasteles de nata y trufa. El hijo de Pau Llull y Bárbara Mayol, Jaime Llull Mayol junto con su esposa Margarita Riera Pizá vivieron el boom turístico, cuando en el establecimiento empezamos a servir a los mejores hoteles de Palma como; El Castillo de Son Vida y Valparaíso. Hasta el día de hoy nos siguen encargando las ensaimadas al Forn Fondo para sus clientes.


Forn Fondo fachada
Forn Fondo pastelería


Comuníquese con nosotros.

Ampliamos la información.